Para diferenciar los anuncios propios de los de la competencia ¿qué deben hacer los anunciantes?

qué hace que su empresa se diferencie de sus competidores ejemplos

La publicidad comparativa, o publicidad combativa, es un anuncio en el que un determinado producto, o servicio, menciona específicamente a un competidor por su nombre con el propósito expreso de mostrar por qué el competidor es inferior al producto que lo nombra. [1] [2] También se denomina «copia de choque» y se define de forma imprecisa como la publicidad en la que «la marca anunciada se compara explícitamente con una o más marcas de la competencia y la comparación es obvia para la audiencia» [3] Se dice que hay una guerra publicitaria cuando los productos o servicios de la competencia intercambian anuncios comparativos o combativos en los que se mencionan unos a otros [4].
En Estados Unidos, la Comisión Federal de Comercio (FTC) definió la publicidad comparativa como «la publicidad que compara marcas alternativas en relación con atributos objetivamente medibles o con el precio, y que identifica la marca alternativa por su nombre, ilustración u otra información distintiva»[5] Esta definición se utilizó en el caso Gillette Australia Pty Ltd contra Energizer Australia Pty Ltd.[6] De forma similar, el Consejo Jurídico de Australia sugirió recientemente que la publicidad comparativa se refiere a «la publicidad que incluye una referencia a la marca de un competidor de una forma que no imputa la propiedad de la marca al anunciante»[7].

cómo encontrar al público objetivo de la competencia

La diferenciación del producto es lo que hace que su producto o servicio destaque entre su público objetivo. Es la forma de distinguir lo que vende de lo que hacen sus competidores, y aumenta la fidelidad a la marca, las ventas y el crecimiento.
Centrarse en sus clientes es un buen comienzo para lograr una diferenciación de producto exitosa. ¿Qué es lo que quieren? ¿Qué es lo que nadie más les ofrece? ¿Qué les gusta? ¿Qué les frustra? ¿Qué les hace sentir bien? ¿Qué les haría sentir aún mejor? Las respuestas a estas preguntas pueden servir para poner en marcha ideas de diferenciación.
Afortunadamente, la diferenciación puede producirse en cualquier etapa de su negocio, no tiene que empezar de cero. Lo especial de su producto puede ser una nueva característica o capacidad añadida. O su producto puede ofrecer menos funciones que los productos ya existentes en el mercado, centrándose en cambio en una experiencia sencilla y racionalizada.
Otros factores de diferenciación son el precio, el envase, la calidad, el servicio de atención al cliente y la experiencia general del cliente al comprar o utilizar su producto. Por ejemplo, una empresa de maquillaje puede ofrecer una herramienta en línea para ayudar a los clientes a encontrar el tono adecuado de base de maquillaje. Un fabricante de zapatillas de tenis podría dar a los compradores la opción de personalizar sus zapatillas eligiendo el color de cada componente. Los clientes están más dispuestos a pagar por los productos que vienen con una experiencia única y útil.

la competencia en la industria publicitaria

El marketing es muy amplio y todos los sectores y empresas que lo componen necesitan comercializarse en cierta medida. Encuentre un nicho de la industria que crea que está desatendido pero en el que le gustaría hacer más negocios, y adapte una parte de su contenido a él. De este modo, podrá desarrollar un grupo de seguidores leales dentro de ese nicho. – Cash Miller, Titan Web Marketing Solutions
Céntrese en la creación de contenido que respalde su valor único. Cada empresa tiene algo que la diferencia del resto. Cree contenido que lo respalde. Por ejemplo, trabajamos con un restaurante que sirve principalmente platos étnicos con los que no todo el mundo está familiarizado. Crearon un video tutorial sobre cómo comer los platos que sirven. Fue un gran éxito y se hizo viral en las redes sociales. – Laura Cole, Vivial
Cada pieza de contenido que publiques debe responder para el usuario: «¿Qué hay para mí?». Esa es la razón por la que están consumiendo tu contenido. No se preocupan por ti, se preocupan por cómo tu contenido va a ayudarles. Esa es la clave de un gran contenido. – Steve Cross, iSynergy

ejemplo de publicidad de la competencia

Si es usted propietario de una pequeña empresa que compra a los mayoristas y vende a los consumidores, seguro que se ha encontrado con competidores que venden los mismos productos que usted. Aunque le vaya bien (por ahora), no puede evitar preguntarse qué puede hacer para diferenciarse de esos competidores que venden los mismos productos que usted.
Algunos de estos competidores tienen la ventaja de vender en mercados populares como Amazon y eBay. Otros pueden ganarle en diseño o en precio. Entonces, ¿cómo puede hacer que su tienda destaque? La clave está en fijarse en los elementos específicos que pueden separar a las tiendas de las demás.
Aunque esto pueda parecer bastante obvio, merece la pena considerar algunos ajustes de precios. Los precios más bajos o con descuento son siempre una buena forma de aumentar las ventas, pero esta estrategia puede no ser sostenible a largo plazo. Veamos algunas estrategias de precios para empresas que venden los mismos productos que sus competidores:
Una vez más, este consejo se basa en el hecho de que usted vende los mismos productos que sus competidores. Por lo tanto, utilizar la estrategia de precios de la competencia probablemente tenga sentido para muchas tiendas. No querrá ir demasiado alto o demasiado bajo respecto a lo que hace su competencia, así que mantenerse dentro de un cierto rango definitivamente tiene sentido.