Porcentaje de rebote google analytics

Tasa de salida google analytics

Un rebote es una sesión de una sola página en su sitio. En Analytics, un rebote se calcula específicamente como una sesión que desencadena una sola solicitud al servidor de Analytics, como cuando un usuario abre una sola página en su sitio y luego sale sin desencadenar ninguna otra solicitud al servidor de Analytics durante esa sesión.
La tasa de rebote es la división de las sesiones de una sola página entre todas las sesiones, o el porcentaje de todas las sesiones de su sitio en las que los usuarios vieron una sola página y provocaron una sola solicitud al servidor de Analytics.
Estas sesiones de una sola página tienen una duración de sesión de 0 segundos, ya que no hay visitas posteriores a la primera que permitan a Analytics calcular la duración de la sesión. Más información sobre cómo se calcula la duración de la sesión.
Si el éxito de su sitio depende de que los usuarios vean más de una página, entonces sí, una tasa de rebote alta es mala. Por ejemplo, si su página de inicio es la puerta de entrada al resto de su sitio (por ejemplo, artículos de noticias, páginas de productos, su proceso de compra) y un alto porcentaje de usuarios sólo ven su página de inicio, entonces usted no quiere una alta tasa de rebote.

Google analytics 4 tasa de rebote

La respuesta es que depende. Si su sitio web se compone de una sola página sin puntos de interacción, entonces su tasa de rebote sería del 100% y eso sería perfectamente aceptable. Incluso en un sitio más grande, una página específica podría estar destinada a ser una página de lectura y salida única. Sin embargo, lo más típico es que su sitio requiera avanzar a través de las páginas para que se produzca una conversión. En ese caso, normalmente se desea una tasa de rebote más baja.
Así que, en la práctica, es poco probable que la tasa de rebote en sí misma afecte al SEO. Pero si una tasa de rebote alta se debe a una relevancia pobre o a un contenido pobre de sus páginas de aterrizaje, entonces la tasa de rebote puede ser una señal útil para usted de esos problemas subyacentes que sí impactan directamente en el SEO.
Aunque la tasa de rebote puede ser un poco difícil de interpretar, puede decirle mucho sobre el rendimiento de su sitio y de su tráfico, por lo que es muy importante que sepa cómo leerla y pueda profundizar para entender lo que está impulsando el rendimiento.

Página web

Mala UX: Sí, su sitio debe tener un buen aspecto. Pero su sitio también tiene que ser muy fácil de usar. Y cuanto más fácil sea para la gente leer y navegar por su sitio web, menor será generalmente su tasa de rebote.
La guía definitiva para la optimización de la tasa de conversión: Aumentar tus conversiones es una de las mejores maneras de mejorar tu Tasa de Rebote. Después de todo, alguien que convierte no es automáticamente un rebote. Esta guía le mostrará cómo utilizar las pruebas A/B y otras técnicas para obtener más conversiones en su sitio web.

Marketing de conversión

Una alta tasa de rebote significa que su sitio o página web no es relevante para lo que los usuarios están buscando. Como resultado, la gente abrirá su sitio pero luego pulsará el botón de retroceso o saldrá sin interactuar con su página.
Como puedes ver arriba, puedes ver la tasa de rebote de tus publicaciones y páginas junto con la duración media de los usuarios en la página. Puedes analizar mejor el compromiso de los usuarios en tu sitio estudiando estas dos métricas juntas.
A medida que el tiempo de carga de una página aumenta, la probabilidad de que la tasa de rebote también aumenta. Por ejemplo, si su sitio web tarda 10 segundos o más en cargarse, la probabilidad de que aumente la tasa de rebote es del 123%.
Otra técnica avanzada es utilizar una CDN (red de entrega de contenidos) para aumentar la velocidad de carga. Utiliza una amplia red de servidores para cargar instantáneamente el contenido estático de su sitio. Como resultado, la carga de su sitio web tarda milisegundos.
Al igual que los CTA, añadir enlaces internos a su página web también ayuda a reducir la tasa media de rebote. Cuando los usuarios hacen clic en cualquiera de los enlaces internos, desencadenan una acción y crean otra sesión en su sitio web.