Estrategias para vender un producto

cómo vender un producto con ejemplo

La elaboración de una estrategia de ventas es única para cada empresa. Es un proceso probado que genera acuerdos e ingresos una y otra vez. Puede parecer un concepto que las grandes empresas barajan. Sin embargo, todo el mundo, desde el propietario de un pequeño negocio hasta las empresas, puede beneficiarse de una sólida estrategia de ventas.
Una estrategia de ventas es un plan de un individuo o una empresa para vender productos o servicios con el fin de generar y aumentar los ingresos. Le permite vender sus productos o servicios una y otra vez con éxito. Esta estrategia siempre se pone a prueba, se evalúa y se optimiza para conseguir los resultados deseados.
Cuando se desarrolla un producto o servicio ganador, la medida definitiva de su éxito son las ventas. Muchos propietarios de empresas se centran en el desarrollo del producto y en forjar su plan de marketing, dejando poco espacio para desarrollar y perfeccionar un plan de estrategia de ventas. Este es un error costoso.
La estrategia de ventas inbound está alineada con las estrategias de marketing inbound, en las que los equipos de marketing atraen a los clientes potenciales utilizando contenidos online. La creación de un sitio web, la redacción de blogs y la optimización de las páginas web para que se clasifiquen en las SERP son algunas de las formas de atraer a los clientes potenciales y educarlos sobre su producto/servicio.

qué decir para vender un producto

Una estrategia de ventas es un conjunto de decisiones, acciones y objetivos que informan a su equipo de ventas. Posiciona la organización y sus productos o servicios para cerrar nuevos clientes con el fin de impulsar los resultados empresariales. Actúa como una guía que los representantes de ventas deben seguir con objetivos claros en relación con los procesos de venta, el posicionamiento del producto y el análisis de la competencia.
El componente más importante a la hora de elegir y aplicar la estrategia de ventas es el cliente. Por esta razón, una estrategia de ventas no debería ser de talla única. Cada cliente es diferente; por tanto, las distintas organizaciones deben elaborar y aplicar estrategias diferentes.
Las redes sociales son una de las formas más populares de consumir información hoy en día. Por eso, nueve de cada diez empresas minoristas están activas en al menos dos plataformas sociales. Con los datos de su lado, aumentar las ventas online a través de las redes sociales es posible con algo de pensamiento creativo y planificación estratégica.
Aunque puede ser tentador subirse a la tendencia de moda en las redes sociales o ir donde están sus competidores, probablemente no sea la mejor opción. El tiempo es esencial y querrás construir tu canal de distribución de la manera más eficiente posible. Por lo tanto, sea diligente a la hora de averiguar dónde pasan su tiempo sus clientes objetivo y reúnase con ellos donde son más activos.

ejemplos de estrategias de venta

Por eso invertimos tanto en la formación continua de nuestro equipo, les animamos a que dediquen tiempo a leer publicaciones del sector y les dejamos que pongan a prueba sus ideas, con la seguridad de que utilizarán esta información para mejorar en lo que hacen.
Por encima de todo, no se puede ser un vendedor eficaz si no se entiende a quién se vende y cómo es el panorama del mercado. No se trata sólo de saber el nombre, el cargo, el nombre de la empresa, la URL del sitio web y el correo electrónico. Hablamos de entender realmente lo que les mueve.
Conocer a tus clientes potenciales te ayudará a entender mejor cómo pueden beneficiarse de tu solución y te permitirá posicionar tu producto o servicio de una manera que resuene en ellos.
Además de entender los puntos de dolor de sus clientes potenciales, también debe saber quién más está tratando de resolverlos fuera de su empresa. ¿Cómo es el panorama de la competencia? ¿Cómo es su solución? Examine cómo la competencia está vendiendo y lanzando, y luego haga algo diferente.

3 estrategias de venta

Existen toneladas de tácticas de marketing. Pero una mezcla ecléctica de tácticas, por muy creativa que sea, no constituye una estrategia de marketing convincente. Las diferentes tácticas y canales que mejor funcionan serán los que se adapten tanto a su producto como a su modelo de negocio.
Pero antes de entrar en las tácticas específicas que obtienen resultados, es esencial que primero nos acerquemos para comprender mejor a sus clientes específicos, sus productos y qué productos se ajustan a sus necesidades. Esto le ayudará a crear una estrategia de marketing que le guíe en el futuro.
Como explica el experto en comercio electrónico Drew Sanocki en su Marco de los Tres Multiplicadores, el marketing para las empresas de comercio electrónico es realmente tridimensional: el crecimiento sostenible proviene del aumento del número total de compras por cliente (frecuencia de compra, o F), del aumento del valor medio de los pedidos (AOV) y del aumento del número total de clientes (C). El marketing que no se ocupe de los tres aspectos no logrará escalar.
Con demasiada frecuencia, las marcas se centran únicamente en atraer al mayor número posible de nuevos clientes, la cinta de adquisición. Pero los costes de adquisición se acumulan, y si los clientes sólo compran un artículo y nunca vuelven, esos costes son difíciles de superar. Por ello, el marco de los tres multiplicadores se centra en aumentar la rentabilidad de cada cliente que se gana con esfuerzo.